Culturras juveniles en vez de tribus urbanas

Filosofía y modo de vida
mércoles, 11 de marzo de 2009
 Antropología socialEspecialistas coinciden que el concepto de tribu urbana debe cambiar por cultura juvenil.

 ¿Tribus o culturas juveniles?, esa es la cuestión, sobre la cual especialistas en temas relacionados con la juventud, coincidieron en que parte del estigma sobre las mal llamadas “tribus urbanas” reside precisamente en esta acepción, porque remite a una idea de agrupaciones bárbaras, cuando cada una de ellas entraña toda una filosofía y un modo de vida.

 El concepto de “tribu urbana” tan difundido en medios informativos, debe cambiarse por “cultura juvenil”, en primera instancia, desde la academia, acordaron los investigadores Maritza Urteaga, Alfredo Nateras y Hugo Armando Brito, al participar en un debate organizado por la Coordinación Nacional de Antropología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En la charla que tuvo lugar en el Museo Nacional de Culturas Populares, los expertos explicaron cómo punks, rastafaris, skatos, darks…. y más recientemente, emos, han sido tratados en diversos ámbitos, pero sobre todo en los medios de comunicación, como una amenaza al orden colectivo, al ser vistos como “políticamente incorrecto”.

 Estuvieron de acuerdo en que las “tribus urbanas” —bajo las que se agrupan jóvenes que ejercen un “estilo de vida” fuera de los cánones socialmente aceptados— son “criminalizadas” en el imaginario colectivo.

 Para Alfredo Nateras Domínguez, coordinador del diplomado Culturas Juveniles. Teoría e Investigación —que se imparte en la Universidad Autónoma Metropolitana, Iztapalapa—, “algunas prácticas de las identidades juveniles, caso del uso social de drogas, ha tendido a ‘mediatizarse’. Es decir, no todos estos agrupamientos (como se ha querido estigmatizar) son usuarios de drogas, tanto legales como ilegales”.

 “Por ejemplo, los straight edge tienen, como parte de su filosofía, el no consumo de este tipo de sustancias. Hay otro tipo de culturas urbanas en las que el uso de drogas, entre ellas la marihuana, posee un valor simbólico; se da en un contexto y con alcances muy distintos respecto aquellos muchachos ligados a la narcocultura.”

 En opinión del antropólogo social, para la mayoría de los adolescentes y jóvenes de nuestro país, el consumo “bruto” de drogas no se encuentra en la marihuana y en la cocaína, sino en el alcohol, el cual es más “aceptado” socialmente.

 Al respecto, Hugo Armando Brito Rivera, psicólogo social por la UAM y reconocido en el Segundo Concurso Nacional de Tesis sobre Juventud (2005), comentó que incluso es más “bien visto” un “chavo” que se circunscribe a lo “grupero”, a lo duranguense”  (que no son consideradas culturas juveniles), y que a su vez —mediante las letras de algunas canciones— se ligan más con la violencia producto del narcotráfico.

 “A veces, en un baile de un grupo de duranguense, hay más pleitos que en un concierto masivo, sea de Café Tacvba u otro grupo de rock. Esa visión “satanizadora” sobre el chico diferente, el que uso arete, se viste de negro, usa fleco largo, etcétera; desvía la mirada de otro tipo de problemas, más urgentes, en las que el joven también es protagonista”.

 Por su parte, Maritza Urteaga habló de la necesidad de entender a las “culturas juveniles” desde una perspectiva histórica. Explicó que el concepto de juventud, entendido como un sector social con demandas y derechos específicos, sólo puede comprenderse desde su inserción (hace sólo un siglo) en el ámbito educativo, a partir de su “profesionalización” para la posterior entrada al mundo laboral.

 En ese sentido, la profesora de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y autora de Historia de los jóvenes en México. Su presencia en el siglo XX (2004), concluyó que las “identidades juveniles” apenas rebasan el medio siglo de existencia, razón por la que son un tema del cual hay todavía muchos aspectos por investigarse, ahora en el siglo XXI.

 Programa de Divulgación Científica 2009

En el marco del 70 Aniversario del INAH, la Coordinación Nacional de Antropología del INAH, en colaboración con el Museo Nacional de Culturas Populares (Avenida Hidalgo 289, El Carmen, Coyoacán), prevé el último jueves de cada mes, en punto de las 18:00 horas, la realización de su Programa de Divulgación Científica 2009.

 Dicha programación incluye mesas de debate en las que especialistas de diferentes instancias académicas, tratarán una variedad de temas: de las “culturas juveniles” a 10 mil años de migración humana; de los olores y sabores de la cocina mexicana  a la fabricación de las famosas cajitas de Olinalá, Guerrero; de ¿Cómo nacen los niños? a los andares de Zapata por Morelos.

 Recuperado del instituto Nacional de Antropología e Historia , INAH.

http://dti.inah.gob.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=2985&Itemid=329.

~ por yem1 en noviembre 16, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: